Sebadoh

 2019 | October 11
Sala But (Ochoymedio) | Madrid
19:30 | Opening

Sebadoh

Sebadoh es una de las formaciones históricas de ese indie-rock (o rock alternativo) que protagonizó buena parte de los ’90. Un conjunto quintaesencial de la facción más lo-fi de ese estilo musical. Su germen creativo fue principalmente Lou Barlow, en un principio bajista de Dinosaur Jr., pero que al ver que en esta última banda no le daban cancha a su impulso compositor decidió iniciar su propio proyecto. En el catálogo de Sebadoh siempre ha estado representada la proteína principal de aquella música finisecular (entre el tintineo pop y la experimentación noise) y la primera muestra fue su disco de debut, «The Freed Man» (1989). A partir de ahí, tratados de indie-rock esquizofrénico que basculaban entre la sensatez folk-rock y la exploración ruidosa, entre las buenas trazas melódicas y los guitarrazos al poder. Debido a que el foco siempre estaba centrado en Barlow, su otro cofundador en 1987, el batería Eric Gaffeny, se frustró y abandonó el barco en 1994. Fue a partir de ahí cuando Sebadoh facturó sus discos más accesibles y, seguramente, los mejores –«Bakesale» (!994) y «Harmacy» (1996)-, que expandieron su influencia como banda de culto. Ni cuando a posteriori flirtearon con producciones aún más pulidas ni cuando Barlow se centró más en su proyecto paralelo The Folk Implosion, han perdido su aureola de referencia del indie-rock noventero. Su nuevo disco, «Act Surprised», noveno de su carrera, sale el 24 de mayo.

Share

Vulk

En sus hojas de promo y en las reseñas de sus discos no falta su asociación con el post-punk que ya se ha instaurado como la etiqueta perfecta para definirles y que hacen que acompañar a Preoccupations en esta cita tan especial tenga todo el sentido del mundo. Tan solo un año después de su debut, los bilbaínos Vulk entregaban este año “Ground For Dogs”, acaso su primera gran obra. Ansiosos por mostrar las poliédricas caras del grupo que su primer trabajo, “Beat Kamerlanden” tan solo perfilaba, en este “Ground For Dogs” Vulk consiguen armar un disco muy complejo pero, a la vez, repleto de ganchos melódicos y piruetas instrumentales fascinantes, con un imaginario lírico que se expande por la trascendencia de lo mundano e incluyendo por primera vez dos canciones en euskera. “Ground For Dogs” es casi un tratado de cambios de ritmo y armonías demenciales, con guitarras entrelazadas que bajan y suben y se encuentran en paisajes que sólo existen en su peculiar universo sonoro. Quien quiera usar referencias sonoras encontrará chicha para citar tanto a The Fall como a King Crimson.
Share